martes, 12 de septiembre de 2017

¿Por qué nos encanta leer?




La soledad se envolvía a mí alrededor como la niebla a las 6 de la mañana. Pensar en compañía que no quería me hacía odiar todavía más a las personas, con sus falsedades; sus mentiras, sus engaños. Estuve allí por mucho rato, en la oscuridad. Vivía por vivir. Cuando despertaba rezaba porque ya se hiciera de noche, por las noches rezaba porque fuera de día. Y así fueron mis días por mucho tiempo, no recuerdo cuanto exactamente, pero fueron muchas noches.


Encontrar la salida del laberinto parecía algo inverosímil, algo que nunca llegaría. Pero lo logre y con algo que nunca pensé que sería.  Una tarde estuve sentada al lado de alguien que leí un libro tan concentrado que me llenaba de intriga. Necesitaba saber que tan interesante era aquello que leía, que lo tenía tan lejos, parecía como si flotara. Así que me anime hablarle.


-¿Qué lees?- me atreví a preguntar en voz baja. Por un momento pensaba que no me oiría, su concentración llegaba a otro nivel. Pero sí me escucho. Cerró lentamente su libro y me enseño la portada. En este momento no puedo recordar el nombre de aquel libro. -¿Lees muy seguido?- volví a preguntar.


-Sí, ¿tú no lees?- me pregunto mirándome a los ojos por primera vez. Negué con la cabeza. – qué vida más aburrida tienes que tener.

-¿Cómo lo sabes?- quise saber. Había dado en el clavo. ¿Cómo sabía que llevaba una vida de miseria?

-El que no leer no vive, no viaja, no imagina. El que no lee es una persona común y corriente. Con personalidad reprimida. Aquel que no lee no sabe lo que es vivir.

Sus palabras me llenaron de más intriga, estaba deseosa de saber porque decía aquellas cosas. Porque yo necesitaba tanto vivir, viajar.  

-¿Por qué te encanta leer? Muchos dicen que es aburrido.- hable por última vez.

-¿Por qué me encanta leer?- repitió con un suspiro.-  No es igual que leer los libros de texto, pero se aprende. Y, es más divertido, los libros que lees por decisión propia te hacen crear una educación sentimental. No sirven para hacerte un profesional, sirven para hacerte mejor persona.

Ø  Un libro puede convertirse en tu mejor amigo, en tu refugio, en tu hogar. Puede llevarte lejos en un instante y devolverte a la realidad en otro. Leer nos da sueños, nos hace creer que puede haber otro mundo muy diferente al nuestro. En un momento dado podemos estar sentados tomando una taza de café y en un segundo podemos estar en un lugar muy distinto, sin movernos de nuestra silla. Viviendo entre páginas, entre líneas. Entrar en la mente de otro ser, saber cómo piensa, porque actúa de cierta madera.

Ø  ¿Por qué me encanta leer? Porque nos hace creer que no estamos solos, aunque estemos sumergidos en la soledad. Leer nos hace saber que ser nosotros mismo está bien. Que ser deferente está bien. Espero a ver respondido a tu pregunta.- dijo al fin.

Yo no supe que responderle, pero si mis ojos pudieran brillar como le brillaban a ella le daría una oportunidad a un libro. Y eso hice. Llegue a casa y busque en todas partes, no me importaba de que sea el libro, cual fuera su género. Yo solo quería sentirme así de bien.

Ese día encontré la luz que le hacía falta a mi vida. Entendí que ser una persona solitaria no estaba mal, todo lo contrario, en la soledad encontré la paz que las compañías humanas no me daban. Encontré por lo que vivir.